TEORIA DE ORIGEN MULTIPLE

Rutas múltiples de la inmigración paleolítica a América.

La teoría de origen múltiple del Poblamiento de América
(Lee su resumen aquí)

Esta teoría fue planteada por el francés Paul Rivet, quien sostiene que aparte de los asiáticos, también los melanésicos y polinésicos de Oceanía contribuyeron en el poblamiento inicial del continente americano.

La teoría de Paul Rivet también es llamada poliracial o de origen múltiple porque acepta varias corrientes migratorias, como  la melanésica, polinésica, además de la asiática y la australiana.

Rívet se ocupó de demostrar que las inmigraciones melanésica y polinésica. La inmigración asiática fue argumentada por Alex Hrdlicka y la inmigración australiana por Méndez Correa.

La inmigración melanésica según Paul Rívet

La Melanesia es un conjunto de islas de Oceanía, como Nueva Guinea, Nueva Caledonia, Nuevas Hébridas y Fiji. Sus habitantes son de raza negra y tienen fama de ser buenos navegantes. Según Paul Rívet, a comienzos del Holoceno, los melanésicos cruzaron el Océano Pacífico en canoas llamadas piraguas de balancín y ayudados por las corrientes marinas habrían llegado por Centroamérica, para luego dispersarse a otras regiones del continente americano.

Sus principales argumentos son:

1. Antropológicos: semejanza ósea y sanguínea entre los melanesios y los hombres de Lagoa-Santa, antiguos cazadores que habitaron Brasil unos 6000 a.C.
2. Etnográficos: costumbres y rituales comunes entre tribus melanésicas amazónicas. Por ejemplo, la cacería de cabezas trofeo y la mutilación de falanges en señal de duelo.
3. Culturales: uso de hamacas, mosquiteros, porras estrelladas, tambores de madera, puentes colgantes, etc.
4. Lingüísticos: semejanza entre vocablos melanésicos con la de los indios Hoka de Norteamérica.

La inmigración polinésica según Paul Rívet

Los maoríes, grandes navegantes de las islas polinésicas, habrían cruzado el Pacífico y llegado a la costa oeste de Sudamérica. Aunque estos viajes habrían sido recientes (unos 1000 a.C.), dejaron muchas huellas de su presencia en las culturas de este continente.

Rívet sustentó esta teoría al descubrir las semejanzas entre las culturas maorí y quechua del Perú:

1. Semejanzas lingüísticas: palabras maorís semejantes al quechua: kumara (camote), uno (agua), pucara (fortaleza), etc.

2. Semejanzas culturales: uso común de la pachamanca, la taqlla o palo cavador, cultivos, dioses y leyendas.

Es importante recalcar que la semejanza cultural entre las cultura polinésica y quechua es incuestionable; sin embargo, algunos estudiosos consideran que éstas se deben, principalmente, a viajes realizados por navegantes peruanos en la época pre-hispánica. En 1947, para demostrarlo, el noruego Thor Heyerdal realizó un viaje en la balsa Kon Tiki, partiendo del Callao con rumbo a la Oceanía. Llegó después de tres meses de navegación a su destino, en el archipiélago de Tuamotú.

También tenemos: